Dataustral-inteligencia-artificial-3

Las principales tendencias tecnológicas para el 2021

Durante el año 2020 y en pleno desarrollo de la pandemia Covid-19, muchos observaron la aceleración de la tasa de transformación digital. Por una parte, mientras millones de trabajadores comenzaban por primera vez a trabajar desde sus casas, las empresas buscaban soluciones tecnológicas de ciberseguridad o de inteligencia artificial para llevar el homeoffice de la mejor manera posible. Las principales tendencias tecnológicas para el 2021 que a continuación conocerán, son producto de este marco.

Ante ese escenario, surge una pregunta. ¿En qué cosas, ya sea tecnologías, recursos, etc., deberían enfocarse las empresas durante el presente 2021? Sin duda que las respuestas pueden ser muchas y todas van a depender del mercado en el que se desenvuelvan dichas instituciones. Pero lo que todas deben tener claro y asumido, es que la transformación digital ya comenzó y no va a ir en descenso sino que todo lo contrario.

¿Cuáles son las tendencias tecnológicas para el 2021?

Actualmente, por ahora se pueden visualizar tres tendencias tecnológicas para el 2021 que son innegables y las comentamos a continuación:

1.- La inteligencia artificial debe volverse práctica:

Esta tendencia es un plus significativo para cualquier compañía. La pandemia provocó una gran necesidad de carácter urgente en las empresas por transformarse digitalmente, más aún en el ámbito de las soluciones remotas. Cabe mencionar, que muchos proyectos de IA son a pequeña escala, pero lo que se espera es que dicha tecnología logre alta escalabilidad. Esto, principalmente porque los líderes digitales y encargados de la toma de decisiones de su campo, concentran una especial preocupación en materia de datos, disciplina de los trabajadores, gestión de nuevos recursos, etc.

Tendencias tecnológicas para el 2021.

Ante lo anterior, una de las soluciones de las que se habla, es la creación de soluciones que puedan ser administradas por usuarios no expertos. Es decir, que no solamente científicos de datos o ingenieros de determinadas áreas, puedan manipular los nuevos recursos que vayan surgiendo. Uno de los objetivos de aquello, es que la tecnología debe empoderar al usuario final para que pueda interactuar con los modelos y manipularlos sin tener que recorrer los puntos más finos de los conjuntos de datos o el código.

2.- Las soluciones se vuelven más autónomas con el aprendizaje profundo:

Las redes neuronales profundas han demostrado capacidades extraordinarias para aproximarse al subconjunto más relevante de funciones matemáticas y prometen superar los desafíos del razonamiento.

Por ejemplo, en lugar de retroalimentación dura, la autonomía simbiótica podría parecer una discusión con el asistente virtual de su teléfono para determinar la mejor ruta hacia un destino. Las interacciones con estas formas de IA serían más naturales y conversacionales, y el programa podría explicar por qué recomendó o realizó ciertas acciones.

3.-La promesa de curar futuras pandemias acelerará la investigación en computación cuántica:

Las computadoras cuánticas tienen el poder para manejar algoritmos complejos debido a su capacidad para procesar soluciones en paralelo, en lugar de secuencialmente. Sin embargo, la inteligencia artificial y la computación cuántica tienen aún más que ofrecer.

El aprendizaje automático cuántico es un campo extremadamente nuevo con muchas promesas, pero se necesitan avances para que capte la atención de los inversores. Los visionarios de la tecnología ya pueden comenzar a ver cómo afectará a nuestro futuro, especialmente con respecto a la comprensión de las nanopartículas, la creación de nuevos materiales a través de mapas moleculares y atómicos, y vislumbrando la estructura más profunda del cuerpo humano.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.