Dataustral-banner-ciberseguridad-3

Cómo crear contraseñas fuertes y seguras

Tener contraseñas seguras y fuertes es de vital importancia en el mundo digital actual. En primer lugar, una contraseña sólida protege nuestra información personal y confidencial, como datos bancarios, correos electrónicos y perfiles en redes sociales, evitando que caigan en manos equivocadas y seamos víctimas de robo de identidad o fraude. Además, una contraseña robusta nos resguarda contra ataques cibernéticos, como el secuestro de cuentas, al dificultar los intentos de acceso no autorizado. Al utilizar contraseñas únicas, largas y complejas, hacemos que sea extremadamente difícil para los hackers descifrarlas mediante métodos como ataques de fuerza bruta, brindando una capa adicional de seguridad en nuestro entorno digital.

Sin embargo, tener contraseñas firmes es solo uno de los aspectos de la seguridad en línea. También es importante mantener tus dispositivos y software actualizados, utilizar conexiones seguras (por ejemplo, mediante el uso de protocolos de cifrado), evitar descargar archivos y hacer clic en enlaces desconocidos, y estar atento a las prácticas de seguridad en general para proteger tu información y privacidad en línea.

Cómo crear contraseñas seguras

  1. Longitud: Asegúrate de que tu contraseña tenga al menos 12 caracteres. Cuanto más larga sea, mejor.
  2. Combinación de caracteres: Utiliza una combinación de letras (mayúsculas y minúsculas), números y símbolos especiales. Cuantas más variedades de caracteres incluyas, más difícil será de adivinar.
  3. Evita información personal: Evita utilizar información personal obvia, como tu nombre, fecha de nacimiento, número de teléfono o direcciones en tus contraseñas. Estos datos son fáciles de adivinar o descubrir mediante ingeniería social.
  4. No uses palabras del diccionario: Evita utilizar palabras comunes del diccionario, ya que los hackers utilizan herramientas automatizadas que pueden probar rápidamente miles de palabras.
  5. No repitas contraseñas: Evita utilizar la misma contraseña para múltiples cuentas. Si un hacker descubre una de tus contraseñas, tendría acceso a todas tus cuentas.
  6. Utiliza frases o acrónimos: En lugar de usar una sola palabra, considera utilizar una frase memorable y convertirla en una contraseña. Por ejemplo, «Me gusta mucho el helado de chocolate» se podría convertir en «MgMEdHdC».
  7. Cambia tus contraseñas regularmente: Es recomendable cambiar tus contraseñas periódicamente, al menos cada tres meses, para mantener la seguridad de tus cuentas.
  8. Utiliza un gestor de contraseñas: Considera utilizar un gestor de contraseñas confiable que pueda generar contraseñas seguras y almacenarlas de forma segura. Esto te ayudará a recordar tus contraseñas sin comprometer su seguridad.

Recuerda que la seguridad no se limita solo a la contraseña. También debes estar atento a la seguridad de tus dispositivos y redes, evitar hacer clic en enlaces sospechosos y mantener tus sistemas actualizados con las últimas actualizaciones de seguridad.


Lee lo último de nuestro blog «¿Qué es SD-WAN?».

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *